EDUCACEM

Somos una O.N.G, una Asociación, una entidad sin ánimo de lucro, que está formada y dirigida por voluntarios sociales, y funciona con voluntarios y profesionales en cualquier sitio de Andalucía. 

Nacimos como Asociación en Granada, Jaén y Málaga en Mayo de 2022 pero llevamos trabajando en lo social desde los años 80 del siglo pasado.

¿Qué pretendemos?

1. La promoción de estrategias de educación y formación entre menores y adultos en situación social desfavorecida

2. La acogida de menores y adultos en situación social de riesgo o necesidad.

3. La atención social hacia personas pertenecientes a colectivos vulnerables.

4. La promoción del empleo en colectivos de difícil acceso al mundo laboral.

5. La formación y promoción de voluntariado dirigido a estos colectivos.

6. La promoción y difusión de la diversidad personal, la tolerancia y la inclusión como valores clave capaces de vertebrar y enriquecer nuestra experiencia como seres humanos.

7. Desarrollar planes estratégicos para la Cohesión e Inclusión Social en barrios y zonas desfavorecidas de nuestro ámbito.

¿Qué queremos hacer?

01

Poner en marcha iniciativas educativas y formativas de toda índole para con los destinatarios.

02

Poner en funcionamiento las iniciativas que sean necesarias para brindar soluciones de acogimiento para colectivos vulnerables que requieran este tipo de actuaciones.

03

Implementar acciones que ayuden a satisfacer cualquier necesidad de índole social a personas provenientes de colectivos en riesgo.

04

Actuaciones de todo tipo para la formación e intermediación para el empleo de colectivos con difícil acceso al mercado laboral.

05

Generar iniciativas de formación del voluntariado de trabajo voluntario.

06

Participar activa y cooperativamente en solitario o con otras entidades en planes estratégicos para la Cohesión e Inclusión Social en barrios y zonas desfavorecidas de nuestro ámbito.

07

Desarrollar estrategias de acción y comunicación social de toda índole en nuestro ámbito de actuación que fomenten la tolerancia, la inclusión y la aceptación de la diversidad entre los seres humanos.

Nuestros Valores

La Dignidad.

La dignidad y el derecho a ser feliz de todas las personas independientemente de cualquier característica o situación definitoria o coyuntural de su ser. Más allá de lo que haya hecho en su pasado o quiera hacer en su futuro. El derecho a disfrutar de la condiciones personales y externas necesarias para desarrollarse en plenitud.

Presencia.

La presencia. No creemos que se puedan generar cambios en zonas o colectivos sin ser parte de los mismos, desde la altura o la distancia. Solo la presencia y compartir la realidad de los destinatarios otorga la medida exacta de la necesidad y hace significativo el camino juntos para ver luz al final del túnel.

La persona.

La persona, cada persona, es la que ha de estar en el centro de nuestro proyecto Asociativo. Por encima de Proyectos y Programas. No creemos que merezca la pena favorecer a muchas personas a costa de otras. No creemos en la selección de los mejores ni en estrategias de relación competitivas.

La Educación.

La Educación como el principal antídoto y vacuna preventiva contra la pobreza y la desigualdad. Una práctica educativa eminentemente preventiva basada en la razón, la profundidad, la empatía, la solidaridad y la inclusión, que busca establecer relaciones significativas desde la cercanía, el encuentro y la honestidad. Compartimos y hacemos nuestros los principios educativos del gran educador y maestro de educadores italiano del s. XIX, Juan Bosco.

Voluntariado Social.

El trabajo social desde la perspectiva y los valores del Voluntariado social. Esto es, un trabajo concienzudamente realizado, reflexivo que da el protagonismo de su cambio y su vida a los destinatarios sin generar situaciones de liderazgo externo falsamente liberador y alienante por parte de la personas voluntarias ni de dependencia por parte de la población con la que se trabaja, buscando la participación, la corresponsabilidad y el progreso de toda la comunidad el progreso del colectivo y ofreciendo alternativas, preferentemente de promoción, cuando sea posible, y de asistencia cuando sea imprescindible

En Red.

El trabajo en Red. Las zonas desfavorecidas se convierten en lugares más permeables a la justicia social y a la igualdad de oportunidades desde una perspectiva de colaboración, cooperación y entendimiento de todas las entidades públicas y privadas de la zona. Más de 30 años de trabajo en el barrio de Almanjáyar nos lo ha enseñado. Por eso, no creemos en los liderazgos personales sino en el trabajo y las metodologías que potencian equipos

Rigor Técnico.

El rigor técnico en el trabajo social. Desde un análisis de la realidad concienzudo y exhaustivo que lleve a la detección de necesidades, planes de actuación y programas de evaluación de estas actuaciones rigurosos y realistas. La comprobación de la validez externa e interna de las iniciativas puestas en marcha. El uso de instrumentos de investigación social y de control de calidad que nos permitan obtener datos acerca de la utilidad o no del trabajo desarrollado.

La Transparencia.

La transparencia en la gestión y la responsabilidad social. Una entidad como la nuestra no puede tener flecos, fines ni estrategias ocultas. No es la falsedad la que provoca cambios a mejor en la sociedad. No creemos que el fin esté por encima de los medios. La gestión de nuestro patrimonio ha de ser de dominio público y la acción de las personas que lideren la Asociación ha de estar continuamente sometida a más escrutinio cuanto mayor sea su responsabilidad. La asunción de responsabilidades en nuestra Asociación se corresponderá con la prestación de un servicio temporal y en ningún caso como un ejercicio de poder.

Principios Estratégicos.

Pensamos llevar a cabo cinco tipos diferentes de Programas o actuaciones, que no van a coincidir necesariamente en el momento ni en el lugar de inicio. Los diferentes programas dependerán de cada zona y de si hay o no otras entidades con las que podamos colaborar, que estén haciendo lo mismo con nuestros destinatarios, por supuesto.

Programas de apoyo a la Educación formal

Programas de Educación no formal. Es decir, Centros Juveniles o Infantiles, Actividades de Educación de calle, Actividades de animación sociocultural, Actividades de Ocio y tiempo Libre, Actividades Deportivas, Actividades Artísticas, Actividades de Desarrollo de la Salud, de Concienciación Medio ambiental… En este sentido hemos empezado utilizandoel deporte y la calle como «lugares educativos» en el barrio de Almanjáyar, en Granada.La actividad deportiva la hemos desarrollado en clave de inclusión y de compartir experiencias con otros chicos y chicas de la ciudad con la participación de niños y niñas pequeños (con ellos hemos empezado) en los Juegos Deportivos Municipales. Hemos logrado un acuerdo con el Ayuntamiento de Granada que nos permite participar con el resto de las entidades deportivas de la ciudad y que nos otorga el derecho de disfrutar de la asistencia técnica de dos profesionales de la Actividad Física y el Deporte,  que están a disposición de nuestros chicos y chicas tres horas a la semana.

Algunos de los conformamos EDUCACEM hemos participado en los últimos años en la puesta en marcha de proyectos para el fomento del empleo en colectivos desfavorecidos desde una perspectiva realista de formación, seguimiento y contacto con empresas. Decimos realista porque la mayoría de los programas que actualmente hacen esta labor exigen a los usuarios que se formen a cambio de nada. Muchos de nuestros destinatarios y destinatarias tienen a cargo a sus familias y no son pocos los que tienen la alternativa del dinero fácil a través de actividades ilegales o alegales. Nosotros tenemos muy claro, como el resto de entidades, que la formación para el empleo por supuesto que merece la pena, pero también pensamos que si queremos que el empleo sea un camino real de cambio en las vidas de nuestros destinatarios, que les ayude a cimentar un proyecto de vida sólido, no pueden formarse teniendo que renunciar a los medios y el dinero que necesitan sus familias para subsistir. Los Programas de este tipo a su vez necesitan de personal profesional y cualificado para llevarlos a cabo.

A partir del especialmente del confinamiento de 2020 detectamos la necesidad que tienen los vecinos de un barrio como el de Almanjáyar en Granada, la Palmilla en Málaga, o el Polígono del valle o la Magdalena en Jaén, por ejemplo, de contar con apoyo de personal cualificado que les ayudara a hacer las gestiones administrativas más necesarias. Esos fueron meses en los que los Centros de Servicios Sociales apenas podían prestar ayuda y fuimos las ONGs las que atendimos a las personas con necesidades de este tipo. Fueron muchas las Ayudas Sociales que ayudamos a pedir, las gestiones con Compañías de Electricidad, agua o teléfono, las gestiones con Juzgados, entidades bancarias, Administraciones públicas o de Salud que hicimos en esos meses. Después, nos sorprendió que, tras la progresiva normalización de los Servicios, parte de la vecindad, sobre todo las personas que tenían tareas por las mañanas que le impedían acudir a Servicios Sociales, y algunas otras,  con los que ya se ha había generado un vínculo de confianza, siguieron pidiéndonos ayuda para este tipo de cuestiones…y así, prácticamente hasta hoy. Esta es una tarea que requiere necesariamente de una sede en cada zona y de personal cualificado o con experiencia para llevarla a cabo. Para esta tarea es imprescindible contar con una sede en el barrio de actuación que nos permita llevar a cabo este trabajo. En Granada, la A.V.R-A. de la Junta de Andalucía, nos concedió a finales de Julio pasado dos locales en la Calle Andújar. Es este un perfil de ayuda que no suele ser objeto de subvenciones por parte de las entidades públicas y que sin embargo resulta muy necesario.

Para personas extuteladas, refugiadas e inmigrantes. Se trata de poder dar un techo a personas, familias que lo solicitan. La guerra ha provocado que muchas ONGs se pongan manos a la obra con esta tarea con refugiados que provienen de Ucrania, pero antes de estos, llegaron muchos refugiados e inmigrantes de Siria. Para quedarse o de paso. 

En el caso de los chicos y chicas que cumplen dieciocho años y son excluidos ( nos parece que esta es la forma más atinada de decirlo, sobre todo si uno tiene la experiencia de haber tenido un hijo o hija con 18 años) del Servicio de Protección de Menores, hay muchas ONGs y Fundaciones implicadas. Algunas de ellas han proliferado en los últimos dos años en nuestra tierra procedentes de otras regiones españolas y han puesto en marcha, de acuerdo con la Administración, pisos de acogida donde estos jóvenes no solo viven, sino que reciben el apoyo de personas cualificadas para formarse o trabajar. Sin embargo, cuando hemos tenido contacto con personas que trabajan con este tipo de gente joven en Centros Formativos,  o de Acogida de Urgencia, o en la calle, sistemáticamente nos hacen saber la necesidad de que existan más recursos de este tipo.

Otro caso especialmente cercano y doloroso es el de los y las menores o no, que llegan desde el norte o centro de África, víctimas de las mafias, sin manejo del idioma y con poca madurez para entender qué les depara el futuro y qué camino deben escoger. Nos gustaría volcar la experiencia que algunos miembros de nuestra Asociación tienen en Acogimiento desde hace más de 20 años para poder ayudar a estos y estas jóvenes a poder crecer y madurar con la seguridad y el cariño necesarios para optimizar sus posibilidades de integración y de aportar todo su riquísimo bagaje cultural y su bullente energía a nuestra sociedad.

a) Una ONG como EDUCACEM es, básicamente, una entidad conformada por voluntariado social. Nuestra experiencia nos indica lo importante que es gestionar bien y dedicarle tiempo a la difusión, y captación del voluntariado, su formación y su seguimiento. Ser voluntaria o voluntario social es otra forma de situarse en la sociedad, en una clave de mayor sensibilidad hacia los desfavorecidos , y esto, más allá de hacer tal o cual tarea en una ONG, es un tesoro a cultivar para dotarlo de la riqueza, profundidad, y continuidad que algo tan valioso requiere. Las ciudades en las que queremos empezar a trabajar cuentan con una amplia población estudiantil, de chicos mayores de edad con conciencia social de que es posible construir una sociedad más justa también desde los pequeños quehaceres solidarios en las calles de nuestros barrios. Nos gustaría dirigirnos a esta juventud o mayores para ayudarles a concretar esa sed de solidaridad, pero de forma, como decimos, profunda. Por eso, formar parte del voluntariado social o hacer unas prácticas académicas en nuestra Asociación va a implicar de forma imprescindible pasar por un proceso de formación que concretaremos en nuestra Escuela de Voluntariado Social. Algunos de nuestros socios y socias atesoran una larga experiencia en la creación de este tipo de procesos formativos.

b) Uno de los valores que más arriba hemos hecho constar es el de la presencia. Desde el verano de 2021 la Junta de Andalucía se muestra mucho más reticente a proporcionar ayudas económicas a aquellas ONGs. que no estén implantadas en al menos tres provincias de nuestra Comunidad, a menos que hayan establecido lazos de colaboración estrecha con otras entidades de dos ciudades diferentes a la propia, hasta el punto de desarrollar exactamente los mismos proyectos en los tres lugares.  De ahí nace este año nuestra colaboración con la Red de entidades ARAÑA, Y con la Asociación de Familias Solidarias para el Desarrollo, AFASODE de los que somos su Delegación en Granada.

c) Por otro lado, nos parece básico que nuestra entidad sea parte de la zona en la que va a trabajar. EDUCACEM en Granada, ya está participando en el Proceso Comunitario que reúne a las Asociaciones y Administraciones Públicas que realizan su labor en el Distrito Norte de Granada. Y también se ha conectado con la AGRUPACIÓN DESARROLLO NORTE, que reunía a 8 entidades del barrio, que, juntas, llevaron a cabo una ERACIS en cuya redacción participamos, con el fin de incorporarse a la Agrupación, en la eventualidad de que aparezca la oportunidad de seguir desarrollando proyectos y programas juntos.

d) Una de las obligaciones, en nuestra forma de entender la tarea social voluntaria en una democracia moderna, de una ONG es coordinarse con las Administraciones Públicas que operan en lo social y en las zonas desfavorecidas. Ellas son las responsables de las políticas sociales que se implementan en esos lugares. Pero coordinarse no es depender.  A veces las ONGs, más con su trabajo que con declaraciones públicas, ayudan a la Administración y a la sociedad a darse cuenta de que hay retos que deben asumir como propios y lugares y situaciones de sufrimiento y necesidad que se están escapando de sus ojos. Esa tarea, que implica, de alguna manera, cierta denuncia social, es difícil de llevar a cabo si una Asociación es 100% dependiente programática y económicamente de la Administración. Por eso hemos empezado a establecer canales comunicativos de flujo de información multimodales y operativos para hacer realidad la obligación de transparencia a la que nos hemos comprometido. Es por ello que, en cuanto sea posible, procuraremos obtener la declaración de Utilidad Pública, a fin de que,  las personas que nos ayuden puedan desgravar en sus declaraciones del IRPF parte de lo que nos asignen.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias.

Reproducir vídeo

Empresas Colaboradoras